19.1.07

La Ciudad de la Alegría

Dominique Lapierre llamó a su libro"La Ciudad de la Alegría" y, la verdad, no se me ocurre un título mejor por todo lo que ello implica. Leí el libro hace muchos años, pero algunos fragmentos se me quedaron grabados para siempre. Y tengo la sensación de que el libro es aún más duro que recorrer la ciudad en si, por mucho que a la vuelta de cada esquina salgan a tu encuentro escenas que te dejan sin aliento, con el corazón encogido y el estómago vuelto del revés. Y lo creo por dos motivos, primero por el momento histórico en el que se desarrolla la narración, unos años de fuerte crisis con miles de familias emigrando del campo, huyendo de la hambruna y llegando a una ciudad desbordada e inmisericorde. Y segundo porque el visitante ocasional, como yo, apenas araña la superficie de una ciudad estratificada hasta el límite en todos sus aspectos, mientras el libro se adentra en estos estratos y te conduce a los más pequeños y perdidos resquicios, siguiendo a varios personajes bien distintos que viven, o sobreviven, la ciudad.