4.8.06

Sensación de abandono

No como la sensación de sentirse abandonado por los demás, si no como el abandono de uno mismo. Una maravillosa sensación liberalizadora que te quita un enorme peso de encima: tu mismo.

En los extremos de esta búsqueda podemos encontrarnos a los místicos que abandonan su cuerpo en la persecución de otros grados de conciencia, o... a los fumadores de opio, postrados y ausentes, envueltos por el humo... En el cotidiano día a día podemos encontrar pequeños de estos momentos en los que abandonarnos por un ratito y olvidarnos un poco de nosotros mismos.