4.7.06

Crónica de un accidente anunciado


Claaaaro! El accidente será todo lo fortuito que los políticos quieran hacernos creer, pero la realidad, expresada por multitud de usuarios y trabajadores de la Linea 1 de metro, es que daba pena, que ara antigua y que estaba desatendida. Y todo esto resulta más indignante, cuando la gente se da cuenta que se le da la espalda a muchas de las necesidades básicas y elementales de la ciudad, pero que no resultan tan “vistosas” como los distintos proyectos faraónicos en los que se encuentran sumergidos nuestros gobernantes.

Pero, según A3, la Linea 1 estaba en “perfectas condiciones”… Afortunadamente ahora hay otros canales de información y se puede contrastar lo que afirma un canal de televisión con opiniones del usuario de a pie, blogs en internet, y mails enviados a los periódicos electrónicos. Como por ejemplo en El Pais I y II o en El Mundo.

Como muestra, un botón: el comentario 103 de Francisco.

103.
Los políticos no viajan en metro.

Sistemáticamente, hoy en día los políticos hablan de planes seguridad, revisiones periódicas, etc. Es decir mucho papel oficial , mucho funcionario a las órdenes de los políticos pero algo falla. El Sr. Conseller no viaja en metro, he visto muchas veces como aparca su coche oficial, con su corte de asesoras en la GV Fdo el Católico esquina Angel Guimerá, estacionando el coche encima de la acera, en el carril bus, en zona de carga y descarga, curiosamente al lado de la entrada de metro que dirige pero no usa. Los políticos, sin distinción de color, no usan los transportes públicos, solo lo hacen cuando inauguran las obras. Si el Honorable Conseller hubiera cogido la Línea 1, alguna vez, hubiera sabido que en esa curva se tendría que coger fuerte y si hubiera ido de pié se habría dado de bruces en los pechos de su encantadora asesora. En definitiva los politicos no pagan multas por aparcar mal, crean leyes para multar a los ciudadanos, crean transportes que van a trompicones y estan hechos de una pasta tan especial que ponen todo su esfuerzo y conocimientos en mentir. ¿Cuántas víctimas necesita el Honorable Conseller para que coja el metro y no aparque su coche donde los ciudadanos no podemos?. Un recuerdo respetuoso a las víctimas.