6.5.08

El Dragón

"Había un hombre en China al que gustaban mucho las imágenes representando a dragones. Todos sus muebles y vestidos estaban decorados con este emblema. El dios de los dragones se dio cuente de este amor profundo, así que un día, un verdadero dragón se presentó en su ventana. Se dice que el hombre se murió del susto... Era seguramente un charlatán que se hubiera revelado como tal en el momento de la acción."

-Hagakure- (Japón, siglo XVIII)

3 comentarios:

SuKO dijo...

...Es lo de siempre,
lo que siempre pasa.

Debido al miedo, al exceso de imaginación,
o todo lo contrario...

Moderar la emoción y la extrañeza de pensar que sí,
que estaba escrito,
que tal vez sí nos lo merecíamos:

ver,oír y tocar a un Dragón.

po poy dijo...

a mí me pasa lo mismo con los filetes.. qué le vamos a hacer.

SuKO dijo...

...obrando en consecuencia.


take care