24.4.08

Tras una larga permanencia...


...en la bañera, las manos se arrugan, como una pasa.
Tras sacar a la pobre abeja de la bañera, me metí yo... y no me hacía a la idea de salir hasta que vi mis manos y creí haber envejecido treinta años.

2 comentarios:

SuKO dijo...

...peter pan también envejece?
...no....es el agua, que purifica y deshace corazas.

un beso

Aurora dijo...

hola
siempre es una alegría encontrar blogs que te mantienen atento post tras post..acabo de encontrar el tuyo y ten por seguro que volveré a menudo para seguirlo, lo anoto en los favoritos.
fantástico por muchas cosas, entre ellas, adriano celentano
:-)
un bico