18.3.08

El Amanecer de los Muertos

¿Habéis visto esa película? Pues si es así, os podéis hacer una idea de como está Valencia estos días de Fallas. Yo me escondo, algo asustado, en casa, y me dedico a desembalar cajas y poner algo de orden en mi vuelta al hogar, mientras fuera miles de personas han tomado la ciudad. El tráfico ha desaparecido y los zombis cubren cada centímetro de acera y carretera. Cuando no tengo más remedio salgo y los veo, deambulando de un lado a otro sin destino aparente, tirando petardos sin ton ni son, comiendo churros aceitosos, mirando asombrados fallas de dudoso gusto, fotografiándose delante de los monumentos... Durante todo el año el arte y la cultura pasan de puntillas por la ciudad, pero en estos días todo el mundo se llena la boca alabando el arte y la cultura falleras, ¡ejem!

Por la mañana los zombis se han ido a descansar un poco y salgo a desayunar con precaución, sorteando cristales rotos, basura, ninots, vallas... es el escenario tras la batalla... un escenario algo asquerosillo, todo hay que decirlo...

Básicamente la cosa se divide en tres grandes grupos, primeramente los falleros, que se dedican a cortar calles, llevar flores a la Virgen y hacer el mayor ruido posible. En segundo lugar está la gente de la ciudad ajena a todo esto, este grupo normalmente ahueca el ala en cuanto pueden y regresan tras la Cremá, que es lo único bueno de todo esto: la reducción a cenizas del sarao... (bueno, las mascletás tampoco están mal...). Finalmente el tercer grupo lo componen los extranjeros y visitantes ocasionales que asisten alucinados a este berengenal y no se muy bien que demonios entenderán de todo esto...