23.10.07

Si Mahoma no va a la montaña...


Fogonazos es uno de los blogs que visito frecuentemente, fuente inagotable de asombros y sorpresas. Ayer vi una entrada sobre traslado de edificios sin desmontarlos, se levantan tal cual y se llevan a donde se desea, desde unos pocos metros, hasta varios kilómetros, desde 900 toneladas de ladrillos de un hospital, a una, supongo bastante más ligera, Iglesia Luterana de madera. Esta última se estaba quedando sin feligreses, al estar algo apartada, y decidieron acercarla a los fieles. El vídeo es sencillamente genial.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto me recuerda a una presentación que me enviaron una vez con fotografías de "supercargueros". Alucinante.
http://coheva.justmc.com/?p=201

Jordi E

Catali dijo...

Desde luego el video es genial, parece que hayan trasladado la iglesia sólo para poder hacer esta pequeña maravilla. Y qué sentido de lo épico con ese coro abriendo la marcha en formación triangular, ni Hollywood...

juan rafael dijo...

Y tan abandonada que estaría, ya que recorren millas y millas, aunque el emplazamiento final también es algo místico.