26.9.06

La Ballena Blanca

“…se abrían ante mi las compuertas enormes del Mundo Maravilloso, y entre la fatuidad insensata que me impulsaba flotaban, allá en lo más recóndito de mi alma, interminables procesiones de ballenas, y, entre todas ellas, un gran fantasma encapuchado, como una montaña de nieve en el aire."

Estoy volviendo a leer Moby Dick, la genial novela de Herman Melville. Hay párrafos que estremecen, por su belleza, y por el temor reverencial que esconden hacia el leviatán. Mitad enciclopedia minuciosa sobre los cetáceos, mitad pura poesía de imaginación desbordada, Melville nos muestra el duelo entre el hombre, el capitán Ahab, y la ballena, Moby Dick… y no sabemos muy bien quien guarda más furia y rabia en su interior, si el uno o el otro…


Buscando por la web alguna imagen para el post, me encontré con una preciosa portada del libro de la editorial Random House en 1930 (más arriba). Y también encontré otra imagen de un libro, creo que japonés, el cual no se muy bien si tiene relación o no con Melville, pero es una imagen hermosa y misteriosa que me ha gustado añadir.