25.12.10

La ardilla más simpática del mundo vive en nuestro jardín.



Llegó hace dos o tres meses y aquí de ha quedado. Hoy ha tenido, de comida de Navidad, un plato de avellanas. Sin perder tiempo ha bajado de los pinos y se ha apresurado a ir cogiéndolas, una a una, e ir escondiéndolas por todo el jardín. En los huecos de los árboles, en las macetas, enterradas en el suelo... espero que luego se acuerde de tanto encondrijo...