10.11.07

Terra Alta


La semana pasada pasé unos días recorriendo Tierra Alta, haciendo fotos en la zona de la Batalla del Ebro para un proyecto de recuperación de la memoria histórica. Al final me centré en el área de Gandesa y las sierras de Cavalls y Pándols, no llegué a hacer toda la ruta que tenía planeada, pero caminé alrededor de 50 kilómetros por los senderos que recorren estas montañas, sorprendentes por su belleza y quietud. En el silencio y la paz de estos parajes era difícil imaginar la guerra de más de tres meses que se libró hace casi 70 años, pero en algunos puntos me encontré con los restos de las trincheras que atestiguaban lo sucedido.

No me encontré ni un alma por aquellos caminos. El segundo día, en lo alto de la Serra de Cavalls estaba asomado a un abrupto despeñadero disfrutando de las vistas, cuando un ruido de rocas y algo moviéndose me dio un buen susto. Al girar la cabeza, vi un grupo de cabras montesas que aparecían por el borde del cortado a unos cuatro o cinco metros de mi. Iban dando saltos como locas, mientras me miraban de refilón saliendo en dirección opuesta, también se debían haber llevado un buen sobresalto, no creo que se esperasen encontrarme allí arriba a esas horas de la mañana.

Ahora estoy preparando el trabajo con el material que me traje de allí, cuando el proyecto esté finalizado pondré alguna imagen en el blog.

4 comentarios:

lasvegas dijo...

¿quien te hizo esa foto?¿una cabra?

Juan dijo...

jajaja!
No, se fueron demasiado deprisa y no pude pedírselo. Llevaba un trípode, así que tan solo tenía que poner el temporizador...

po poy dijo...

las cabras montesas siempre miran de reojo.

Je est un autre dijo...

La foto me recordo a Greonuille (das perfum)